Turquía, ¿Buena Oportunidad Para Invertir?

Tras el intento de golpe de Estado sufrido por Turquía el pasado 15 de julio de 2016, día en el que una buena parte del ejército turco se levantó contra el presiente Erdogan, los focos se han centrado en Turquía. Noticias y debates sobre la actuación política de las altas instituciones y la situación económica del país están copando una buena parte del espacio informativo.

Para los ciudadanos europeos, ver que a escasos kilómetros se ha producido una rebelión contra un Presidente de Gobierno, resulta verdaderamente impactante; aunque eso es algo que ya sucedió hace relativamente poco tiempo en Ucrania. Pero el complot turco ha tenido una duración bastante corta y, al cabo de unas horas de confusión, el Gobierno turco tomó el control y echó por tierra la intentona golpista.

Como se puede presuponer, los mercados financieros reaccionaron de forma muy negativa ante este claro ejemplo de inestabilidad política y social. La amenaza de una guerra civil a las puertas de Europa no es una buena noticia, más aún si tenemos en cuenta que Turquía es el país que separa Europa de los territorios controlados por el autodenominado Estado Islámico (DAESH). Como es lógico, los índices bursátiles de la Bolsa de Estambul cayeron en picado ante esta sucesión de acontecimientos. El principal índice de referencia, el BIST 100 (XU100) pasó de los 82.700 puntos en los que se encontraba justo antes del golpe de Estado, hasta los 71.700 puntos, cercanos a los mínimos en el rango de 52 semanas (enero de 2016).

Ante esta situación, mi amigo Xavo, como es natural, me llamó pidiéndome consejo sobre qué hacer. Y en un primer momento, no supe qué contestarle, ya que no me esperaba que algo así pudiese suceder.

¿Merece la pena invertir en Turquía?


Por una parte, la inestabilidad del país es un hecho evidente, así como su probable participación en conflictos armados futuros ya que, como hemos mencionado, sus fronteras se encuentran a escasos kilómetros de los asentamientos tomados por las tropas islamistas. Por el contrario, la economía turca es fuerte y las previsiones auguran un crecimiento estable durante los próximos años. Comprar activos de calidad en épocas de estampida bursátil es un buen método para fortalecer nuestra cartera de inversiones. Aunque, pensándolo bien, las acciones turcas no han bajado de una forma espectacular durante las últimas jornadas, tan solo cerca del 15%, mucho menos de lo que puede esperarse de un acontecimiento de esta naturaleza.

Pero bueno, ya que hemos empezado el análisis del mercados turco, vamos a terminarlo, ya que se pueden extraer algunas cosas bastante interesantes para nuestros lectores.

Turquía posee una población cercana a los 79 millones de personas, además de todos aquellos emigrantes establecidos en Europa, lo que fortalece su posición en el entorno económico. Numerosos expertos en comercio internacional sostienen que el entorno empresarial turco es muy favorable, gracias a las reformas contrarias al Red Tape burocrático. La laxa fiscalidad mercantil es otro de los factores que propician la inversión en un país en claro crecimiento económico, en un momento en el que los Estados de la Unión Europea son incapaces de retomar las altas tasas de crecimiento anteriores a la crisis de 2008.

Turquía, ¿Buena Oportunidad Para Invertir?

Las condiciones de inversión son positivas, ya que cuenta con una incipiente clase media que se está desarrollando bajo el amparo de la "europeización económica", que no social, impulsada por las instituciones gubernamentales. Por otra parte, la mano de obra cualificada es cada vez mayor, por lo que la modernización industrial avanza con paso firme, creando una infraestructura tecnológica de gran alcance. Las comunicaciones, tanto por tierra como por mar, destacan por su desarrollo y modernidad. Y por último, mantiene unas buenas relaciones comerciales con los países miembros de la Unión Europea, gracias a la Unión aduanera con la Unión Europea (1996) y a los Acuerdos de Libre Comercio (ALC) con otros tantos Estados. No hay que olvidar que Turquía es el país que separa Europa y Asia, formando parte de ambos continentes, con el consiguiente atractivo geoestratégico que ello supone.

El intento de golpe de Estado puede lastrar la economía turca en el corto y medio plazo, ya que puede ahuyentar a unos inversores que son cruciales a la hora de cuadrar las cuentas, debido a la excesiva dependencia bancaria en la que se encuentra Turquía. Por otra parte, el Gobierno de Recep Tayyip Erdogan puede llevar a cabo políticas cada vez más autoritarias, con el inherente efecto negativo para el sector empresarial.

Como hemos señalado en múltiples ocasiones, predecir el futuro es algo imposible, pero si analizamos cuidadosamente el entorno político, económico y social, podemos extraer una información muy útil para nuestros intereses.

Echando un rápido vistazo a los valores que conforman el BIST 100, podemos encontrar compañías que no nos resultan desconocidas, principalmente para los amantes del fútbol, ya que clubes deportivos como Besiktas Futbol (BJKAS), Fenerbahce Futbol (FENER) o Galatasaray Sportif (GSRAY) cotizan en la Bolsa de Estambul.

Entre los valores más grandes podemos encontrar bancos, como Garanti Bankasi (GARAN), T. Halk Bankasi (HALKB), Turkiye Vakiflar Bankasi (VAKBN) o Akbank (AKBNK); aerolíneas como Turk Hava Yollari (THYAO) o grupos empresariales como Emlak Konut Gmyo (EKGYO).

La verdad es que estas compañías, debido a nuestro desconocimiento, no nos inspiran mucha confianza, por lo que invertir en el mercado turco a través de otro tipo de vehículos financieros, como el ETF iShares MSCI Turkey, puede ser una buena opción si el inversor confía en la recuperación de la cotización. En este tipo de escenarios, la prudencia es una virtud esencial para el inversor, que no debe abandonar su plan de inversiones sobre-apalancando una determinada posición, sino que debe controlar en todo momento su gestión del riesgo.

Artículos que forman parte de esta guía del inversor: 1. Introducción. 2. Guía Ibex. 3. ¿Bolsa o Fondos de Iniversión?. 4. Errores a la hora de invertir. 5. Consejos. 6. Adaptarse al mercado. 7. Comprar en épocas de incertidumbre. 8. Mercados poco conocidos. 9. Valores bursátiles tradicionales. 10. Invertir en Turquía. 11. Peligros al invertir.

Turquía, ¿Buena Oportunidad Para Invertir? Turquía, ¿Buena Oportunidad Para Invertir? Escrito por Publispania en 14:41 Puntuación: 5

No hay comentarios:

Gracias por tu comentario, deja tu nombre y país y con gusto responderé lo antes posible.

loading...
Con la tecnología de Blogger.