Invertir en Tiempos de Turbulencias (Acciones)

Tanto los "apostadores" al riesgo como los más conservadores encontrarán en medio del nerviosismo reinante oportunidades de inversión. Una estrategia exitosa de inversión de corto plazo resulta precisamente salir a comprar acciones cuando estas sufren estas caídas violentas, apostando a una leve recuperación del precio en el muy corto plazo.

Durante los últimos años, los mercados financieros han experimentado un nivel de convulsión pocas veces visto en su historia. El actual estado de nerviosismo no muestra signo alguno de estar terminando, y los días venideros serán uno de los peores vividos por estos mercados en un largo tiempo. Paradójicamente, el actual escenario constituye uno de los más atractivos que puedan enfrentar los inversionistas al crearse oportunidades únicas de inversión tanto de corto como de mediano y largo plazo.



El "trading"

Quien haya seguido los movimientos de acciones en los últimos días habrá notado que una de las características más notorias son las bruscas variaciones de precios que puede mostrar un determinado título dentro del mismo día. Variaciones de más de 5 o 10% entre los precios mínimos y máximos resultan naturales en estos días.

El origen de estas variaciones está en aterrorizados inversionistas dispuestos a vender a cualquier precio sus acciones. Estas variaciones muchas veces tienden a revertirse en parte incluso en el mismo día.

Una estrategia exitosa de inversión de corto plazo resulta precisamente salir a comprar acciones cuando estas sufren estas caídas violentas, "apostando" a una leve recuperación del precio en el muy corto plazo.

A este tipo de estrategia se le suele denominar "Day Trading" y su objetivo es precisamente aprovechar la volatilidad de los mercados. Si seguimos esta estrategia, debemos estar conscientes de que debemos liquidar nuestras compras en el más breve plazo (preferentemente en el mismo día como lo establece su nombre), considerando que sólo queremos aprovechar el rebote puntual que pueda mostrar el precio de la acción, y no apostar a la tendencia de mediano plazo, la que seguramente seguirá a la baja.


El largo plazo


Si miramos el tema desde una perspectiva de largo plazo, es decir, con la cabeza un poco más fría, debemos realizar una clara distinción entre los fundamentos económicos que definen el valor de una empresa y el actual grado de nerviosismo que está presente en los mercados.

En dicho contexto, serán estos fundamentos económicos, y no el nerviosismo fruto de las actuales circunstancias, lo que determinará el valor que alcance en bolsa nuestra inversión.

Un análisis de dichos fundamentos económicos nos permite concluir que, salvo para algunas empresas específicas, las consecuencias económicas de la actual situación que vive el mundo van a tener un efecto negativo en el desempeño financiero futuro de la mayoría de las empresas, pero dicho efecto difícilmente puede justificar los profundos cambios que están ocurriendo en los precios de muchas acciones que hoy se tranzan. Lo esperable es que a medida que las cosas se decanten, el mercado comience a mirar los fundamentos de la economía.

En ese sentido, podemos señalar que sectores de alto dinamismo como las telecomunicaciones, energía o servicios básicos, difícilmente se verán afectados en el mediano plazo.

Por lo tanto, si estamos pensando invertir con un horizonte de 12 meses plazo o más, hoy puede ser el mejor momento para ingresar al mercado, aprovechando claras oportunidades de inversión en los sectores señalados.


Invertir en Tiempos de Turbulencias (Acciones) Invertir en Tiempos de Turbulencias (Acciones) Escrito por Erick Solorzano en 19:10 Puntuación: 5

No hay comentarios:

Gracias por tu comentario, deja tu nombre y país y con gusto responderé lo antes posible.

loading...
Con la tecnología de Blogger.