Todo Sobre Los Seguros De Esquí

Si eres un amante del esquí sabrás que, en ocasiones, el clima y el ambiente no acompañan y se vuelve bastante peligroso realizar este deporte, ya que en cualquier momento puede aparecer una avalancha, una ráfaga de viento que te tire al suelo o cualquier situación similar que pueda perjudicarte en lo que a tu salud respecta.

Una pequeña caída, un golpe o cualquier error durante un día de esquí pueden suponer un gran problema de salud para quien lo practica, como pueden ser huesos rotos, roturas musculares, necesidad de hospitalización, etc. Además de esto, existen otros problemas como rotura del equipo de esquí, robo o pérdida que afectan indirectamente al deportista (en este caso, en lo que se refiere a su dinero). Para este tipo de problemas existen los seguros de esquí, los cuales cubren, en gran medida, los problemas que puedes sufrir durante un día de esquí.

Seguros de esquí

¿Qué tipos de esquí existen?


Dependiendo del lugar donde se practique y con qué material se realice encontramos diferentes modalidades de esquí, las cuales son las siguientes:

- Esquí alpino: se inició en Los Alpes, de ahí su nombre, y consiste en bajar la ladera de una montaña en el menor tiempo posible, pasando a través de una serie de balizas que marcan el recorrido. El equipo básico para esta modalidad es similar al de cualquier tipo de esquí, aunque encontramos pequeñas diferencias como la longitud de los esquís, siendo estos más cortos que en la modalidad de fondo.

- Esquí de fondo: esta modalidad de esquí consiste en realizar un recorrido de larga distancia con el objetivo de tardar el menor tiempo posible. A diferencia del ya mencionado esquí alpino, este se realiza en terrenos llanos o de poca inclinación. Esta modalidad pertenece a la modalidad de esquí nórdico.

- Esquí de travesía: esta clase de esquí se basa en realizar la ascensión y descenso de un pico o una travesía de montaña. Esta modalidad es una mezcla entre esquí y alpinismo, y no necesita zonas preparadas. Para la realización de esta modalidad se necesita material específico: Tablas de esquí muy ligeras, fijaciones que permitan soltar el talón, cuchillas para nieve dura, botas ligeras y con la suela de goma, crampones y piolets entre otros accesorios.

¿Qué pasa si pierdes los esquís o te los roban?


No hay ningún problema en eso, ya que un gran número de seguros de esquí cubren este tipo de problemas. Si tus esquís han sido robados, se han roto durante la práctica o los has perdido por cualquier razón, el seguro cubre el problema y te hace una indemnización, cuya cantidad dependerá del tipo de seguro contratado y del coste de éste. Además, si tu equipaje y material de esquí sufre un retraso durante el vuelo, los seguros ofrecen una suma de dinero para que compres material de primera necesidad y alquiles lo que necesites. La suma de dinero ofrecida también depende del tipo de seguro y del coste del mismo.

¿Qué pasa si el viaje se cancela?


Absolutamente nada. Con tu seguro podrás recuperar todos los gastos de tu viaje, sin importar si aun no lo has comenzado o si ya lo estas disfrutando. Tu seguro te devolverá el 100% del coste de los vuelos, los hoteles, los transfers y cualquier otro servicio, esto cuando cancelas tu viaje antes de que comience. Si te ves en la necesidad de cancelar tu viaje habiéndolo comenzado, tu seguro te abonará el coste de los servicios que no vas a disfrutar, existiendo un límite de dinero que depende del que hayas contratado.

Existen hasta 29 causas justificadas para la anulación del seguro y la devolución total del coste del dinero del viaje; algunas de estas causas son perjuicios graves en tu casa o trabajo, convocatoria de un jurado o mesa electoral, despido laboral, retención policial, trámites de divorcio, enfermedad de hijos menores, enfermedad grave, accidente o fallecimiento, entre otras muchas más.

¿Y si tienes un accidente? ¿Hasta dónde cubre el seguro?


Dependiendo del seguro que contrates podrás disfrutar de una determinada cantidad de dinero para gastos médicos, hospitalizaciones, medicamentos, operaciones, búsquedas en helicóptero y rescates, repatriación, transporte de un familiar hasta tu localización o envío de mensajes urgentes, por ejemplo. El límite de gastos también depende del lugar al que realices el viaje, siendo las opciones España, Europa o Andorra y el resto del mundo.

¿El seguro de esquí va siempre asociado a un seguro de viaje?


Normalmente, sí. En la mayoría de las ocasiones, cuando quieres realizar este deporte necesitas desplazarte fuera de tu ciudad, pasar varias noches en un hotel e incluso tomar algún vuelo, dependiendo a donde vayas. Es por esta razón que el seguro de viaje va acompañado del seguro de esquí, dando mayor seguridad a todo tu viaje.

¿Qué ventajas tienes al contratar el seguro de esquí?


La principal ventaja que obtienes es la seguridad de realizar el viaje sabiendo que todo lo que pueda ocurrir está cubierto. Además, como ya hemos comentado anteriormente, obtendrás todo tu dinero si, por cualquier problema, te ves en la necesidad de cancelar el viaje.

Todo Sobre Los Seguros De Esquí Todo Sobre Los Seguros De Esquí Escrito por Publispania en 17:36 Puntuación: 5

No hay comentarios:

Gracias por tu comentario, deja tu nombre y país y con gusto responderé lo antes posible.

loading...
Con la tecnología de Blogger.