Administra tus Actitudes y Has Crecer tu Negocio

El primer paso para lograr el éxito en tu empresa es trabajar en tu postura: ¿positiva o negativa?

Hace 18 años, Rebeka Piña vivía en Vancouver, Canadá. En ese tiempo su situación personal atravesaba por un momento difícil y todo indicaba que tendría que cerrar su restaurante que estaba al borde de la quiebra. Sin embargo descubrió que una actitud diferente podría ser la solución de muchos problemas.

"Me encontré con ideas de actitud positiva que después pude practicar y mi vida cambió: tuve la oportunidad de rescatar mi negocio y de abrir otros tres nuevos restaurantes. Después de cambiar ciertos patrones mentales que tenía, encontré el éxito", cuenta Piña, a quien pensar positivamente le dio una forma distinta de abordar los obstáculos.


"El mayor cambio que descubrí es que debemos hacer lo que amamos o amar lo que hacemos; entre más energía positiva le imprima a mi trabajo y mi vida personal más crecí. Cambié mi enfoque y en lugar de pensar en multiplicar mis ganancias, comencé a pensar cómo podía servir a la gente que acudía a mis negocios", dice la emprendedora.

Si quieres que tus clientes regresen, agrega la emprendedora, lo mejor es buscar cómo darles el mejor valor agregado por su dinero. En 1978, el restaurante de Piña, The Corkscrew, tenía 325 asientos y generaba colas hasta de tres horas, pero la recesión de 1982 le afectó porque su mercado era la clase media alta, que vio los reflejos de la crisis en su bolsillo. Además, sus gastos de producción y mantenimiento --overhead-- eran muy altos.

Pero, ¿por qué la gente iba a su local? "Porque deseábamos dar más valor por un menor precio, así que abrimos una barra de 25 ensaladas y a la gente le gustó; era lo que buscaba. Y aunque los costos de producción de los competidores eran del 32 por ciento, el nuestro subió a 46 por ciento, pero las ganancias alcanzaban para pagar empleados, proveedores, insumos y otros", cuenta Piña. En gran parte, dice, "esto respondió a que canalizamos mucha energía positiva, lo cual atraía la prosperidad y la gente nos prefería".

Eres lo que piensas

Rebeka usó la metafísica en este proceso. Aclara que aunque existen muchas ideas falsas, la metafísica no es más que un instrumento para atraer energías positivas para alcanzar el éxito, mediante el pensamiento, oración y la visualización de lo que se desea en lo personal, profesional y en los negocios. Esto no sustituye a una buena administración, estrategias y planeación claros, ni el esfuerzo diario, pero sí ayuda a que estos funcionen mejor.

"La gente está viendo que el pensamiento canalizado puede crear el éxito", afirma Rebeka, quien estableció en la capital mexicana el centro Ciencia de la Mente, asociación no lucrativa dedicada a expandir la conciencia positiva y que incluye cursos dirigidos al mundo de los negocios.

"Nuestras ideas se reflejan en las palabras que usamos y son energía creativa que puede ser positiva o negativa. Si queremos atraer energía positiva a los negocios, debemos dirigir la energía de nuestro pensamiento."

Diversificar con éxito

La directora general de Grupo Arce de México, Teresa Arce, arquitecta de profesión, es otro ejemplo de que aplicar los principios de la metafísica en los negocios no sólo ayuda a enderezar el barco; también participan en la búsqueda de nuevas aventuras que pueden ser exitosas y gratificantes.

Antes de trabajar su pensamiento positivo, comenta, su negocio era "limitado"; después no sólo aumentó la cartera de clientes de su constructora, sino que echó a andar Café Expresso. "Esto me permitió poner en práctica mis ideas creativas y explorar nuevas áreas como la mercadotecnia y la cocina", dice la empresaria. Ella aconseja: la regla de oro es tratar a los demás como queremos ser tratados.

El pensamiento positivo para los negocios

Las actitudes mentales determinan la dirección de la energía creativa de nuestro pensamiento. La metafísica recomienda...

Aléjate mentalmente de tus fracasos pasados. La persona que recalca los momentos en los que cometió errores o fracasó, vuelve a colocar esos puntos negativos a la vanguardia de su conciencia y los cometerá nuevamente mañana. Lo malo nos afecta sólo si lo creemos. Deja para ayer lo que no salió bien. Ve hacia adelante.

Recuerda tus éxitos anteriores sin importar cuán pequeños hayan sido. Habiendo asumido una actitud positiva, ya puedes recordar los momentos en los que hiciste lo correcto, cuando tomaste una buena decisión o supiste "qué hacer". Piensa en las situaciones en las que llevas ventaja al competir con otros. Recuerda aquel día en que alguien dijo sinceramente algo bueno sobre tu persona o tu trabajo. Incluso, habla de tus logros, pues se trata de darle la vuelta a los pensamientos negativos y cualquier cosa que alimente tus creencias constructivas es trigo para tu molino.

La diferencia de enfoques entre un optimista y un pesimista podría ejemplificarse con el vaso medio lleno o medio vacío. Existe la misma cantidad de agua, pero dos distintas maneras de verla. Elija la que está en positivo, ¡no te arrepentirás!.

Administra tus Actitudes y Has Crecer tu Negocio Administra tus Actitudes y Has Crecer tu Negocio  Escrito por Erick Solorzano en 23:35 Puntuación: 5

No hay comentarios:

Gracias por tu comentario, deja tu nombre y país y con gusto responderé lo antes posible.

loading...
Con la tecnología de Blogger.