Crowdfunding, La Guía Más Completa

El crowdfunding es una fuente de financiación externa que permite que multitud de proyectos salgan adelante gracias al apoyo económico de los patrocinadores, individuos que, sin tener que estar familiarizados con el entorno empresarial, deciden financiar un determinado proyecto para que pueda desarrollarse conforme a lo planificado.

Por una parte, constituye una importante fuente alternativa para aquellos emprendedores que no encuentran un apoyo financiero convencional, como puede ser la financiación mediante préstamos bancarios o ayudas de carácter público, y que al mismo tiempo necesitan una mayor visibilidad mediática.

Por otro lado, cada vez más particulares se interesan en la participación activa en proyectos empresariales. La sociedad se está concienciando de que el apoyo al tejido emprendedor es fundamental a la hora de crear riqueza, por lo que numerosos pequeños inversores sondean el mercado para buscar proyectos a los que apoyar.

Crowdfunding, La Guía Más Completa

Algunas compañías se aprovechan de las ventajas fiscales derivadas del mecenazgo privado pero, pese a ello, es algo minoritario en comparación con la financiación que tiene lugar en los países anglosajones. En estos Estados (Estados Unidos, Reino Unido…), la financiación a través de los mercados de capitales o financiadores particulares tiene una importancia mucho mayor que en los países de tradición bancaria (Europa).

Crowdfunding por recompensas


Sin embargo, conviene señalar que los usuarios de crowdfunding no son Business Angels, ya que estos últimos participan en el capital social de la sociedad y aportan un importante know how y valiosos contactos en el sector. En cambio, los particulares que financian proyectos a través del sistema de crowdfunding rara vez entran en el capital social, sino que se acogen a la modalidad del "crowdfunding por recompensas".

De esta forma, para fomentar la participación monetaria de los particulares, el emprendedor establece un sistema de recompensas escalonado, con el que premiar los aportes económicos recibidos. A cada rango de aportación monetaria le corresponde una determinada prebenda, que puede ser de muchos tipos. Pueden incluir un agradecimiento público, ejemplares del producto, descuentos en la adquisición, publicidad incorporada al proyecto o unidades limitadas o especiales.

La mayor parte de los patrocinadores no están dispuestos a realizar un desembolso de forma totalmente altruista, por lo que se debe realizar cierto estudio previo al establecimiento de las recompensas, para adecuarlas a las expectativas de los potenciales financiadores. Como es lógico, el éxito de la iniciativa irá condicionado por la seducción producida por el proyecto y por las recompensas asociadas a la participación en el mismo.

¿Qué proyectos pueden ser financiados a través del crowdfunding?


Todo aquel desconocedor del universo del crowdfunding se sorprendería al ver la gran cantidad y diversidad de las iniciativas que tienen acogida en las plataformas de micromecenazgo.

Algunas de las ideas presentadas no poseen ánimo de lucro, ya que van destinadas a lograr un impacto social, como puede ser la de ayudar a un niño con "enfermedades raras", financiar un cortometraje con alto contenido de denuncia social o aportar capital para apoyar la labor de una determinada asociación. En estos casos, las recompensas suelen ser mínimas y testimoniales, ya que se presupone que la finalidad del patrocinador es la de ayudar a los demás, en un claro ejemplo de financiación altruista.

Sin embargo, la mayor parte de los proyectos van encaminados a lograr el capital necesario para crear un proyecto empresarial o desarrollar, fabricar y distribuir un determinado producto que, en muchas ocasiones, es completamente digital.

Crowdfunding, La Guía Más Completa
Las principales iniciativas presentadas son un reflejo del público que accede a este tipo de plataformas, jóvenes (y no tan jóvenes) altamente familiarizados con las nuevas tecnologías y con una mentalidad abierta a las innovaciones. Es por eso por lo que los juegos de ordenador, los medios de comunicación alternativos, la música no comercial o los juegos de rol tienen una acogida mucho mayor. Esta acogida es lo que estimula a los emprendedores que hayan pensado en llevar a cabo un proyecto de esas temáticas, para impulsar su iniciativa a través de este sistema.

Eso no quiere decir que las temáticas estén limitadas, todo lo contrario, ya que cada día se lanzan al mercado multitud de ideas nuevas que tienen una magnífica acogida por parte de este público.

Plataformas de crowdfunding


Por otra parte, la selección de la plataforma de crowdfunding es algo muy importante para el emprendedor. No hay que olvidar que es el escaparate en el que los potenciales financiadores van a conocer nuestro proyecto. Conocer las diferentes plataformas y estar familiarizado en el uso de las herramientas es fundamental para optimizar la presentación del proyecto. Solicitar el asesoramiento, el apoyo y el seguimiento personalizado por parte de personal de la plataforma, es algo clave a la hora de conseguir la mayor cantidad de recursos posible.

Atendiendo a las características esenciales de cada proyecto, el emprendedor debe decidir qué tipo de plataforma se adecúa mejor a su iniciativa. Las plataformas generalistas, que aglutinan proyectos de toda índole, suelen tener un tráfico más elevado que el de las plataformas de corte sectorial, caracterizadas por dar soporte a un conjunto de proyectos con ciertas similitudes. Lo cierto es que las plataformas sectoriales tienen unos usuarios que, en un alto porcentaje, están muy interesados en iniciativas relacionadas con ese ámbito, por lo que el público objetivo está más concentrado y es de fácil acceso. El principal problema reside en que este tipo de plataformas limitan la exposición a grupos que, aunque inicialmente no están relacionados con el sector, pueden acabar interesados en la participación en dicho proyecto, ya sea por las posibles recompensas o por el descubrimiento de una materia desconocida.

Crowdfunding, La Guía Más Completa
Lanzanos, una plataforma de crowdfunding

Las plataformas de crowdfunding sólo cobran sus tarifas, que suelen oscilar entre el 5 y el 10% del capital recaudado, en el caso de que se alcance el objetivo mínimo de financiación de la iniciativa.

A la hora de elegir la plataforma aparece una nueva cuestión, que es la del lenguaje y alcance geográfico del proyecto, con la consiguiente influencia en la selección del portal digital a emplear. Como es lógico, las plataformas de crowdfunding destinadas a un público angloparlante, suelen contar con muchos más usuarios que las que van orientadas a un público netamente hispanohablante.

Presentación del proyecto


Además de la selección de una plataforma de crowdfunding y una correcta división de los rangos de recompensas, el emprendedor debe trabajar en la presentación del proyecto para seducir a los potenciales financiadores. Cada día hay más proyectos susceptibles de recibir capital, por lo que la competencia no hace otra cosa sino aumentar. No basta con ofrecer un proyecto bueno, sino que debe ser innovador y aportar un verdadero valor añadido. Potenciar aspectos como el respeto al medio ambiente o la utilidad social puede alentar la participación de individuos indecisos.

El proyecto debe ser visualmente atractivo para atraer al mayor número posible de patrocinadores. Para ello, es recomendable incluir una detallada descripción de todo lo relativo al desarrollo empresarial de la iniciativa que requiere financiación. Realizar un vídeo en el que los promotores expliquen el funcionamiento y expectativas puede acercar el proyecto a los usuarios de la plataforma.

Crowdfunding, La Guía Más Completa

Aunque en cada proyecto los emprendedores establecen un determinado objetivo económico, los patrocinadores pueden seguir aportando capital, con la consiguiente recompensa, dentro de los límites temporales fijados. De esta forma, algunos proyectos obtienen una financiación muy superior a la fijada como objetivo; mientras que si no se consigue alcanzar dicha cifra, se devuelve la totalidad de la cantidad aportada por los particulares. En este último caso, el proyecto sería un completo fracaso, por lo que no conviene establecer unas cantidades demasiado elevadas.

En ocasiones, al recibir una avalancha de aportaciones económicas, el proyecto queda sin recompensas disponibles, por lo que el promotor debe estar muy atento a su desarrollo para aprovechar las circunstancias y obrar en consecuencia. Además, muchos potenciales patrocinadores realizan preguntas públicas, por lo que un emprendedor capaz de responder a dichas cuestiones de forma rápida, genera una confianza muy importante a la hora de atraer más capital. 

¿Cómo dar a conocer el proyecto emprendido?


El emprendedor puede utilizar herramientas publicitarias tanto en websites como en cuentas de redes sociales propias o ajenas, para intentar viralizar el proyecto de una forma rápida, ya que el periodo de financiación ronda los 30-50 días. Como es lógico, la actitud de los promotores es una pieza fundamental para el éxito de la iniciativa. Contar con una presencia activa en foros digitales o en eventos presenciales puede atraer a potenciales financiadores, por lo que conviene tener este aspecto muy presente a la hora de diseñar la estrategia.

En todo momento se deben resaltar los aspectos diferenciadores de cada artículo, que son los que van a atraer a los potenciales patrocinadores. Todo ello debe estar subordinado a la estrategia de comunicación que se haya definido con anterioridad, vigilando la coherencia, cohesión y adecuación de todas las acciones y herramientas publicitarias.

Como se ha mencionado con anterioridad, la selección de la plataforma adecuada es un factor muy importante a la hora de alcanzar el éxito, ya que algunas de ellas llevan a cabo una labor publicitaria de sus proyectos. La presencia de estas plataformas de crowdfunding en las redes sociales puede ser aprovechada por los emprendedores para lograr una mayor visibilidad de la iniciativa, ya que estas compañías suelen contar con numerosos seguidores en las mismas.

Puntos a considerar a la hora de publicar un proyecto de crowdfunding


Como decíamos, el crowdfunding es una excelente fuente de financiación de proyectos que en los últimos años ha experimentado una evolución muy positiva, como consecuencia de las políticas restrictivas relativas a la concesión de pequeños créditos para financiar determinados proyectos
Sin embargo, esto no significa que todos los proyectos obtengan la financiación deseada, ni mucho menos. Gran parte de las iniciativas presentadas no logran alcanzar el capital solicitado debido a una pobre planificación del proyecto. En este aspecto, la idea innovadora no basta para lograr el objetivo, sino que el planteamiento de una campaña de comunicación óptima es algo esencial. La explotación de los aspectos diferenciadores es clave para ello.

El éxito de la financiación de una iniciativa depende de que se haya logrado alcanzar, como mínimo, la totalidad del capital solicitado por el promotor. En caso contrario, ninguno de los patrocinadores realizarán desembolso alguno, los emprendedores no recibirán nada de dinero y la plataforma no cobrará la comisión acordada. Como resulta evidente, hay una comunidad de intereses por parte de todos los agentes que intervienen para lograr la consecución del objetivo. Este es un sistema de todo o nada, no hay medias tintas, por lo que hay que diseñar muy bien el proyecto para batir el límite establecido. Todo lo que no sea alcanzar dicha cantidad es un fracaso para el emprendedor, que puede aprovecharlo para aprender de los errores y no repetirlos en futuros proyectos, o en el mismo en el caso de que lo siga intentando.

Muchos potenciales emprendedores se preguntan cuáles son las características comunes de las iniciativas que mayor éxito cosechan mediante la fórmula del crowdfunding para poder imitarlas. Sin embargo, eso no asegura el éxito, sino que hay muchos otros factores que afectan de forma positiva o negativa y que conviene tener presentes.

Estos son los principales aspectos que hay que conocer antes de lanzar una campaña de crowdfunding:

Conocer al público objetivo


Cada proyecto tiene un determinado público que todo emprendedor debería conocer. Muchos de los proyectos que fracasan lo hacen como consecuencia de una mala segmentación del target al que va dirigida la iniciativa.

En muchas ocasiones, el público objetivo está muy definido y es de fácil acceso, como es el caso de la industria de los videojuegos, pero en otros casos seleccionar el target óptimo es algo mucho más complejo.

En este sentido, un estudio de mercado para identificar a los potenciales patrocinadores y los proyectos que pueden hacer la competencia, puede ser de gran ayuda para delimitar este público objetivo.

  
Una vez seleccionado el target, hay que analizar la forma de aportar un valor añadido y seleccionar los medios adecuados para llegar a este público de una forma eficiente.

Algunos expertos recomiendan redactar una lista en la que aparezcan enumerados los posibles donantes y una estimación de la cantidad media que puede ser donada. En este sentido, conviene haber estudiado el poder adquisitivo del target al que va destinada la idea.


Contar con un vídeo de calidad


Ante el aluvión de información existente, elvideo no debe dejar a nadie indiferente y debe resultar convincente (generar un impacto en los receptores). Es la carta de presentación visual de la idea, por lo que es fundamental contar con un especialista capaz de crear y gestionar su contenido. La participación de los promotores de la iniciativa es algo que el público valora muy positivamente, al transmitir una mayor cercanía y transparencia.
La estructura del video debe estar muy definida y su duración no debe ser excesiva (entre 2 y 3 minutos es lo más recomendable) o, de lo contrario, puede aburrir a los receptores. Debe ser una presentación de la iniciativa, no un completo desarrollo de la misma.

Algunos emprendedores consideran que la inversión en este tipo de elementos es un gasto excesivo e innecesario, postura errónea ya que, como su nombre indica, es una inversión que puede recuperarse en el futuro al atraer a más patrocinadores.

Estrategia adecuada en las redes sociales


Las redes sociales son una magnífica herramienta a la hora de dar a conocer un proyecto. Permiten un mayor contacto con el público interesado en el proyecto y posibilitan el tráfico desde las cuentas de las redes sociales a la plataforma de crowdfunding.

El emprendedor debe realizar un estudio previo de las redes sociales que cuenten con usuarios potencialmente interesados en la idea propuesta. No tiene ningún sentido destinar recursos y esfuerzos en portales con escaso alcance. Numerosos expertos aconsejan centrarse en un reducido número de redes sociales pero mantener cuentas muy activas e interactuar con los usuarios de las mismas. Las más famosas son: Twitter, YouTube, Facebook y Linkedin.

No todos los proyectos cuentan con un presupuesto tan elevado como para poder contratar a un community manager, por lo que el o los emprendedores deben realizar esta tarea. En este aspecto, la empatía es uno de los aspectos fundamentales para conectar con el público. La actividad en las redes sociales tiene que respetar la cohesión con el proyecto en su conjunto.

La línea que separa lo viral de lo "pesado" es delgada, por lo que hay que dosificar la información y publicar contenido en el momento oportuno. Un incorrecto timing va a ahuyentar al público a marchas forzadas.

Página web de soporte


Esto sirve para informar y enviar tráfico al proyecto. La página web debe adecuarse al proyecto, tanto presupuestaria como estructuralmente. Dota de seriedad y seguridad a la iniciativa y permite aumentar la información sobre los fundadores, la empresa y los objetivos establecidos.

Su estructura debe ir en línea con la estrategia publicitaria y la presencia del proyecto en las redes sociales seleccionadas. La cohesión y adecuación de todos estos elementos es de vital importancia a la hora de transmitir confianza a los potenciales mecenas del proyecto.

La utilización de una página web permite formar una lista de suscriptores interesados en la temática a los que se puede informar de una forma más directa e instantánea y/o crear una campaña de marketing mediante e-mails.

Transmite y comparte el entusiasmo y motivación


El emprendedor debe tratar de contagiar su pasión y sus ganas de alcanzar los objetivos. La inteligencia emocional es una herramienta de gran alcance a la hora de involucrar al mayor número posible de receptores. Lo deseable es conseguir una viralización del proyecto a través de los diferentes canales de comunicación, algo extremadamente difícil de conseguir pero posible si las cosas se hacen de la forma adecuada.

A la hora de generar empatía, conviene contar detalladamente la historia de cómo surge la idea, las etapas que se ha recorrido y las expectativas de futuro. Los potenciales mecenas deben percibir los aspectos diferenciadores de la idea de una forma convincente.

Crowdfunding, La Guía Más Completa

Razonar la toma de decisiones o plantear pequeños ajustes puede generar cierto engagement entre los potenciales patrocinadores y el promotor del proyecto y, además, incrementará la credibilidad pública de los promotores de la idea.

Un buen emprendedor debe poseer habilidades de comunicación y persuasión, y no debe temer a la exposición pública o a solicitar fondos de forma presencial. Si un emprendedor es incapaz de autoconvencerse de las bondades de su idea, rara vez podrá conseguir los apoyos necesarios para alcanzar la meta o involucrar a su equipo en la consecución del proyecto financiado.

Tratar de involucrar a los patrocinadores en el proceso de producción


Un proyecto dúctil, capaz de adaptarse a las circunstancias cambiantes, es un proyecto ganador. El emprendedor debe ser capaz de interiorizar las críticas y consejos, y actuar en consecuencia. Es muy difícil que todos los mecenas intervengan de forma activa en el desarrollo del proyecto, pero se debe intentar su máximo involucración.

El establecimiento de recompensas adicionales para todos los patrocinadores en el caso de superar distintas barreras de financiación (110%, 125%, 150%...), puede alentar el desembolso de mayores cantidades medias o lograr un mayor compromiso por parte de los propios financiadores en la viralización de la iniciativa.

La retroalimentación es muy importante, pero la filosofía que inspiró inicialmente la idea debe permanecer inmutable y el empresario debe permanecer fiel a su visión corporativa.

Rodéate de los mejores y forma un equipo compenetrado


Sus componentes deben ser personas activas, dinámicas y altamente involucradas en el proyecto. La división del trabajo es un elemento fundamental en toda empresa exitosa, y esta no es la excepción. La composición del grupo de trabajo debe adecuarse al presupuesto de cada iniciativa y a sus necesidades.

Como consecuencia de la gran digitalización de los proyectos, la presencia de un programador que domine los lenguajes necesarios, se antoja algo vital.

Explica en que se va a emplear el dinero recaudado


Los patrocinadores quieren saber en qué se va a destinar el capital donado, por lo que conviene explicar y desglosar los gastos. La transparencia es algo muy valorado por los mecenas y puede facilitar la contabilidad de la empresa u organización.

Genera interés


Esto se puede hacer a través de publicaciones y comunicaciones continuas, tanto antes como durante el periodo de captación de fondos. Saber manejar los tiempos es la asignatura pendiente de muchos emprendedores, que no saben mantener cierto halo de misterio ni publicar las novedades en el momento oportuno. Como se ha mencionado con anterioridad, las redes sociales van a ser de vital importancia en este aspecto.

Lograr una cierta exposición en determinados medios de comunicación podría ayudar a incrementar el interés del público objetivo.

Actitud positiva ante todas las críticas


Ha de existir una actitud positiva ante las críticas y capacidad de asimilar los consejos, recomendaciones y sugerencias. Hay opiniones y comentarios que no gustan a los emprendedores, pero hay que evitar en todo momento entrar en un conflicto que no va a producir ningún beneficio. De hecho, muchos enfrentamientos conllevan una imagen muy negativa para el proyecto. Ser capaz de asimilar las críticas constructivas es fundamental a la hora de realizar pequeñas modificaciones y ajustes que otorguen un mayor valor añadido al proyecto.

Seleccionar un atractivo sistema de recompensas


El crowdfunding no es caridad, eso es algo que hay que tener muy presente y que muchos emprendedores tienden a olvidar rápidamente. Es un novedoso sistema de venta y patrocinio, no una actividad exclusivamente altruista. Se ofrece un determinado producto o servicio a cambio de un apoyo económico.

Como es lógico, cada nivel de aportación económica va ligado a una determinada recompensa. Las recompensas que producen una mayor satisfacción son aquellas con un alto grado de personalización y originalidad, aspecto muy esclarecedor para conocer qué es lo que buscan los mecenas. Las plataformas de micromecenazgo digital permiten añadir nuevas recompensas a lo largo de todo el periodo de captación de fondos.

Crowdfunding, La Guía Más Completa

Algunos de los patrocinadores suelen ser sociedades mercantiles, por lo que se pueden crear ciertas recompensas destinadas a este tipo de financiadores institucionales. Estas recompensas suelen tener una naturaleza publicitaria y generalmente están destinadas a aportaciones de rango elevado. Insertar algunos soportes publicitarios en el proyecto no siempre es algo fácil, ya que puede traducirse en cierto descontento por parte del resto de mecenas o en una desnaturalización de la propia iniciativa. Contar con el apoyo de socios de renombre es un importante escaparate para captar nuevos patrocinadores, que podría ser explotado adecuadamente.

A la hora de diseñar las recompensas, conviene tener en cuentas los costes de las mismas, los gastos de envío y las comisiones derivadas de la utilización de la plataforma de crowdfunding y de los sistemas de pago.

Establecer un periodo de financiación adecuado


Las plataformas de financiación ofrecen distintos rangos temporales a los emprendedores. Pero no hay que dejarse engañar por lo fácil, que en principio sería establecer el periodo máximo, ya que eso puede desalentar a los potenciales mecenas y agotar a los emprendedores. Los especialistas en este sistema afirman que el rango óptimo depende de cada proyecto, pero siempre dentro de los 30 y 50 días.

Una vez se haya finalizado el plazo de financiación, los emprendedores deben hacer frente a los compromisos adquiridos en forma de recompensas. A menudo, las recompensas deben fabricarse, por lo que puede prolongarse en el tiempo.

Muchos promotores incurren en unos retrasos muy elevados, lo que enfurece a los mecenas y menoscaba la credibilidad del emprendedor.

Ir más allá de las expectativas de los clientes puede ayudar a la creación de una reputación y apoyar el desarrollo de la marca.

Muchas personas que no hayan podido o querido participar en la financiación a través del crowdfunding, pueden estar interesadas en adquirir el producto o servicio en cuestión, por lo que el emprendedor puede establecer canales alternativos de venta. Algunos de los proyectos que comenzaron mediante este sistema han acabado siendo compañías viables y sostenibles en el tiempo.
El emprendedor puede aprovechar la creación de una comunidad alrededor de su iniciativa para derivar potenciales financiadores a otros proyectos suyos. Proteger los derechos de esta comunidad puede ser muy productivo en el futuro, por lo que hay que mantener contentos a los usuarios y atender a sus inquietudes y reclamaciones.

Crowdfunding, La Guía Más Completa Crowdfunding, La Guía Más Completa Escrito por Publispania en 2:32 Puntuación: 5

No hay comentarios:

Gracias por tu comentario, deja tu nombre y país y con gusto responderé lo antes posible.

loading...
Con la tecnología de Blogger.