Trabajar Y Estudiar Al Mismo Tiempo

Uno de los principales inconvenientes cuando se quiere estudiar una carrera universitaria es el costo. Por ello, en este reportaje vamos a dar algunos consejos para aquellas personas que están pasando por esta situación y que tienen que trabajar para poder sacar adelante su profesión. Y es que es posible trabajar y estudiar al mismo tiempo.

Para completar el artículo añadimos otro tipo de consejos que te pueden ser de ayuda si estás en la universidad. Así, reflexionamos sobre por qué es importante ir a la universidad, te contamos cómo elegir a los compañeros de clase para un proyecto y te damos una serie de recomendaciones para mejorar tu rendimiento académico.

Cómo trabajar y estudiar al mismo tiempo


Horarios

Lo primero que debes tener en cuenta a la hora de estudiar y trabajar de manera simultánea es tratar de llegar a un acuerdo con tu jefe con el fin de que te permita un poco de flexibilidad, sobre todo en el horario de salida. Esta es una de las principales causas que afectan a los estudiantes que están pasando por este tipo de situación debido a que los horarios de la universidad no siempre se adaptan de la manera más idónea a los trabajos que uno desarrolla.

Otra cosa que recomiendo hacer es tomar los datos personales del profesor, porque muchas veces en el trabajo se presentan situaciones especiales y no os permitirán salir a la hora planeada. Si el profesor no es comprensivo al respecto, entonces lo mejor es acudir a compañeros que puedan ponerte al día si has perdido alguna clase.

Siéntete orgulloso

Jamás traten de dar lástima por su condición. Trabajar y estudiar puede llegar a ser muy complicado, pero siempre se podrá salir adelante si se comprometen con sus estudios. Quizás no siempre se pueda llegar a sacar la nota máxima, puesto que el tiempo juega en tu contra, pero si decidieron hacer estas dos actividades al mismo tiempo, lo mínimo que debes tener es ganas de sacar adelante la carrera. Es muy importante que entiendan este punto, ya que gran parte de las personas que realizan una carrera universitaria van a presentar problemas inesperados, pues son actividades bastante pesadas y que requieren de una inversión de tiempo muy amplia, por lo que no siempre lograrán cumplir con todas las expectativas.

No obstante, si se esfuerzan y se comprometen de corazón, lo más seguro es que logren terminar su carrera con éxito. Sentirse orgulloso de ir tras tu sueño de convertirte en un profesional puede ser una de las motivaciones que más te ayuden a continuar hasta el final.

El ahorro y la inversión es la clave

Ahorrad dinero para los tiempos difíciles. Debes entender que la vida es muy variable y nadie está exento de un despido. Pero, si cuentas con unos ahorros, al menos podrás seguir adelante mientras encuentras otro empleo. Además, recuerda que, al estar estudiando, los gastos se pueden incrementar bastante y la planificación es la mejor alternativa para estar preparado ante cualquier eventualidad.

Si contáis con algún capital de dinero que llegue por cosas del destino, podéis asesoraros con expertos para comenzar un pequeño portafolio de inversión y así ir acumulando experiencia y ganancias para que en un futuro puedas cambiar de actividad o dedicar un tiempo sólo a tus estudios sin necesidad de preocuparte por la parte económica.

Los sacrificios son necesarios

Algo que debes saber es que tendrás que realizar sacrificios, pues muchos de tus amigos y compañeros dispondrán de más tiempo libre para las fiestas y el ocio (es lo que sucede cuando se dispone de más recursos económicos). Para una persona trabajadora y estudiosa, esto puede convertirse en un obstáculo si de verdad quiere acabar sus estudios en el menor tiempo posible. De todas maneras, no te obsesionas con la idea de convertirte en una persona asocial, simplemente debes ser una persona responsable con tus obligaciones y así tendrás tiempo para salir de vez en cuando a disfrutar con otro tipo de actividades.

Trabajar Y Estudiar Al Mismo Tiempo

La motivación es un punto clave

La motivación es un elemento clave para lograr sobreponerse a las dificultades. Por esta razón siempre debes tener en mente todo lo que mejorará una vez logres realizar tu sueño de culminar la carrera universitaria.

Realiza un plan detallado para ser ordenado con todas tus responsabilidades, júntate con personas que tengan metas similares y un pensamiento positivo. Esto te ayudará a sacar fuerzas cuando se crucen ante ti tiempos un tanto complicados.

¿Cómo seleccionar a los compañeros para un proyecto?


Cuando estamos en la universidad es muy frecuente que los profesores pidan a sus alumnos que hagan trabajos para realizar en grupo. Esto se puede convertir en un problema para algunas personas que han tenido malas experiencias con sus compañeros de clase. Por ello, a continuación vamos a daros tres pautas que debéis tener presente para seleccionar a los compañeros para un proyecto de carrera.

1. Trabajos con los amigos: cuando es el momento de seleccionar a alguien para un grupo, a todos se nos pasa por la cabeza juntarnos con nuestros amigos del alma. Sin embargo, esta decisión no siempre es la más adecuada, porque muchas veces los amigos no son las personas más responsables o las adecuadas para dicha tarea. Debéis entender que, al ser un trabajo en grupo, el profesor pretende daros la oportunidad de que conozcáis a nuevas personas y, al mismo tiempo, compartáis reflexiones con otro tipo de estudiantes que muy probablemente estén ansiosos por trabajar con otro grupo de compañeros.

Trabajar Y Estudiar Al Mismo Tiempo

Así que la próxima vez que tengáis la oportunidad de seleccionar a los compañeros para un proyecto, debéis tener la mente abierta y juntaros con diferentes personas. De esta manera ampliaréis vuestra de contactos y al mismo tiempo comenzaréis a cosechar relaciones profesionales.

Una recomendación en este punto es charlar de este tipo de cosas con tus amigos para que no se tomen a mal tu decisión.

2. Habilidades complementarias: en las universidades, muchas veces se ven materias con estudiantes de distintas carreras. Este tipo de situaciones se prestan como una muy buena oportunidad para que los estudiantes puedan adquirir la habilidad de seleccionar a su grupo por medio de la observación, pues en alguna ocasiones es necesario contar con distintos tipos de personas que se complementen para al final tener un proyecto agradable y sobresaliente.

Recuerda que la universidad es un lugar en el que estás en constante aprendizaje y en el que te rodeas de personas con carreras distintas, lo que te hará ver al mundo de una forma mucho más detallada.

3. Tomate tu tiempo: existen algunos proyectos que pueden llegar a ser muy significativos en la vida de los estudiantes. Por ello, una de las principales recomendaciones que debes tener presente a la hora de seleccionar compañeros para un proyecto es tomarte un tiempo para hablar con distintas personas y conocerlas a fondo, pues es importante que tu compañero o compañera de grupo tenga la disponibilidad de tiempo y la capacidad para trabajar en una misma idea.


Y, por último, recordad que la aptitud del compañero de grupo debe ser un factor fundamental para escogerlos, pues de nada sirve unirse con personas muy inteligentes pero que no se comprometen con el desarrollo del proyecto.


¿Por qué asistir a la universidad?


Cuando termina la época escolar se presentan muchas dudas entre los jóvenes que no saben qué hacer con su vida. Por ello, en este artículo os daremos 4 razones por las cuales deberías asistir a la universidad para poder tener un futuro mucho más próspero.
  • Especialización: realizar un carrera universitaria te va a permitir especializarte en alguna área de tu interés. Todos tenemos diferentes gustos, y es importante que entiendas que, durante los siguientes años, tendrás la posibilidad de estudiar eso que tanto te gusta. Por ello, es muy recomendable que te asesores con profesionales para que te guíen si aún no sabes qué estudiar.
Entrar a una institución de este tipo te abrirá los ojos, pues aprenderás sobre distintas cosas que te van a ser de utilidad una vez decidas ejercer tu profesión. Además, asistir a la universidad y terminar la carrera que decidiste cursar es la única forma para seguir accediendo a cursos de maestría y doctorado. Si tu interés es continuar con la parte académica y seguir formándote, entrar en la universidad puede convertirse en tu mejor decisión.
  • Ingresos económicos: para nadie es un secreto que los profesionales tienden a ganar más que gran parte de la población que no tuvo la oportunidad de estudiar una carrera. Esta puede ser una de las alternativas más llamativas para los jóvenes que desean mejorar su estilo de vida, pues una vez obtengan su título universitario podrán obtener mejores salarios y ayudar a su familia para que también puedan mejorar la forma en la que viven.
  • Crear un negocio: en la actualidad, es mucho más frecuente escuchar historias de jóvenes que quieren crear sus propias empresas. No obstante, muchos se saltan la parte en la cual se educan en alguna área del conocimiento y esto puede resultar negativo, porque al comenzar una empresa es muy frecuente que se tenga que contratar a empleados para que se desempeñen en distintas áreas, y esto ocasiona gastos muy grandes que en muchas ocasiones pueden provocar que la empresa no sobreviva mucho tiempo debido a que se quedan sin capital. Es aquí donde una preparación en la universidad puede ayudar, porque, al estar estudiando tanto tiempo en una carrera, al final conseguirás las bases iniciales en distintos campos y de esta forma podrás ahorrarte los salarios de tantos empleados.
  • Círculo social: existe una frase muy conocida que dice "somos la suma de las cinco personas más cercanas". Es por ello que sería importante generar relaciones de amistad y profesionales con personas que compartan la misma filosofía de vida y que estén dispuestas a sacar adelante sus sueños.
La universidad se convierte en una institución en donde tendrás la posibilidad de conocer a cientos de personas con gustos y conocimientos diferentes que pueden convertirse en tus mejores amigos. Además, muchas veces este tipo de espacios se convierten en el lugar correcto para buscar socios para convertir esas ideas en proyectos tangibles que logren generar algo útil para la sociedad.

Asistir a la universidad puede traer miles de ventajas, pero debes tener en cuenta que es el compromiso de la persona con su desarrollo intelectual y personal lo que le va a permitir diferenciarse. Por ello, siempre debes dar lo mejor de ti mismo y luchar por cumplir tus metas sin importar lo duro que parezcan.

4 recomendaciones para mejorar el rendimiento académico


El rendimiento en los estudios afecta significativamente a la vida de miles de personas que necesitan mantener un promedio alto. Por esta razón, a continuación te mostramos 4 recomendaciones para mejorar el rendimiento académico.

Estrés

Este es uno de los principales factores que afectan el rendimiento de un estudiante, porque muchas veces se encuentran pasando por momentos complicados y el estrés juega un papel negativo. Debido a ello se recomienda realizar actividades que les permitan distraerse, practicar algún deporte y salir ocasionalmente con sus amigos para evitar la rutina y así encontrase en una condición cómoda para realizar sus actividades académicas.

Trabajar Y Estudiar Al Mismo Tiempo

Otros tipos de actividades que ayudan a bajar los niveles de estrés son la meditación y los ejercicios de yoga, así que la próxima vez que os encontréis en situaciones estresantes es conveniente que visitéis algún lugar en el que ofrezcan cursos para realizar estas actividades. Generalmente suelen dar ejercicios básicos para que los puedan realizar en tu hogar y así conseguir un nivel de relajación mucho mayor.

Elementos de distracción

La televisión, las redes sociales y las páginas web pueden convertirse en uno de los elementos de distracción más dañinos en la vida del estudiante. Si no sabes manejar tu tiempo, te recomendamos crear un cronograma en donde especifiques tu horario de estudio para evitar realizar este tipo de actividades cuando te encuentras ocupado en tus deberes académicos.

Las redes sociales pueden ser una herramienta muy útil como medio de comunicación con tus compañeros y amigos de clase, pero, si observas que está consumiendo mucho tiempo de tu día, puedes optar por usar aplicaciones que generan estadísticas diarias para que puedas visualizar cómo usas tu tiempo.

Recuerda que existen más medios de comunicación que quizás puedan resultar más útiles, sobre todo en momentos en los que el tiempo es algo muy valioso y que no podrás recuperar.

Procrastinación

Dejar todo para el último día puede ser uno de los factores que peores consecuencias trae a las personas, porque ese tipo de acciones lo único que producen es aumentar el estrés en y bajar la productividad, algo que no es bueno si de verdad se desea mejorar el rendimiento académico.

Una forma de evitar este tipo de situaciones es asignándole prioridad a tus tareas diarias y así poder llevar un control más metódico de lo que debes realizar. Esto se hace con el fin de evitar que llegue el día de la clase y todavía tengas muchos trabajos por terminar.

Hoy en día existen miles de aplicaciones que te ayudan a manejar estos aspectos. Por dicha razón, podéis hacer uso de la tecnología para que os ayude a mejorar sin necesidad de estar todo el día pensando en tu lista. En este caso, el teléfono móvil sí se puede convertir en una de las mejores herramientas si lo usas de una manera adecuada.

Asesorías o tutorías

Todos tenemos problemas con alguna materia que no nos gusta o quizás el profesor la explica de una forma muy complicada y hace que la clase se torne un poco aburrida, lo que no ayuda en tu proceso académico. Por ello, Internet tiene herramientas como Youtube en donde podrás encontrar a distintas personas que dedican parte de su tiempo a explicar temas de una forma más atractiva para los jóvenes. Esto puede ser tomado en realidad como una suerte de asesoría, pues al final las personas pueden buscar dentro de los miles de vídeos hasta encontrar la metodología que mejor explica el tema en el que necesitan refuerzo. Una recomendación clave en este punto es que siempre debes tratar de buscar varias opciones, porque no todos los vídeos muestran las cosas de forma correcta. Así que simplemente debes tomar las explicaciones como un complemento a tus apuntes o libros.

Trabajar Y Estudiar Al Mismo Tiempo

Aprovecha el tiempo que te brindan tus profesores para preguntar sobre temas que no han quedado claros y siempre trata de exponer todas tus dudas. Esta será la única alternativa que tienes si de verdad deseas mejorar el rendimiento académico. La hora de la clase es el mejor momento para resolver tus problemas con la materia.

En algunas instituciones existen espacios en donde se reúnen profesores que dan asesorías gratuitas con el propósito de ayudar a que los estudiantes mejoren su rendimiento académico. Es tu deber estar al tanto de este tipo de servicios y usarlos al máximo para asegurar un aprendizaje total.

Trabajar Y Estudiar Al Mismo Tiempo Trabajar Y Estudiar Al Mismo Tiempo Escrito por Publispania en 16:44 Puntuación: 5

No hay comentarios:

Gracias por tu comentario, deja tu nombre y país y con gusto responderé lo antes posible.

loading...
Con la tecnología de Blogger.