Riesgos que Emergen Cuando se Abre la Billetera Empresarial

Cuando una compañía quiere adquirir un bien, debe saber cómo enfrentar las amenazas de mercado, de liquidez, crediticias, operacionales y legales.
Cuando la empresa está pensando en adquirir un activo relevante, debe considerar al menos cinco tipos de riesgo que pueden transformar su decisión en una portentosa jaqueca.

El comprador debe saber cómo evaluar los riesgos de mercado, liquidez, operacionales, de crédito y legales, y la conexión que existe entre unos y otros.



El primer riesgo o potencial amenaza es el de mercado y surge por las posibles fluctuaciones en los precios de los activos que se pretenden adquirir. Este riesgo es probablemente el más inmanejable y común a todas las empresas, y también sobre el que más se ha discutido.

En la medida de lo posible, las empresas deben indagar cuánto puede variar el precio de los activos que pretenden adquirir. Mientras más volátiles sean, más deben preocuparse. Por ejemplo, una empresa cuyo patrimonio depende mucho de una moneda volátil -como los importadores y exportadores- actúa arriesgadamente si no posee cobertura cambiaria.

Precisamente, los inestables valores en el tipo de cambio y la volatilidad de las tasas de interés son dos variables de mercado con profundos impactos en las empresas. A menos que se posea un monopolio natural tarificado (ajeno a la competencia), como podrían ser los servicios básicos (telefonía, agua, electricidad, gas), es bueno anticipar estos riesgos.


Cómo defenderse


Las principales armas para defenderse en este caso son los instrumentos derivados, como forwards y futuros para cubrirse cuando el precio de lo que se compra es muy influido por el dólar, y swaps para mitigar los cambios en los precios producto de las tasas de interés.

Íntimamente ligado al riesgo de mercado está el de la liquidez, que se debe calcular ante la adquisición de activos de los que no se sabe cuán factible será venderlos después. Esto es típico de activos cuyo mercado es poco profundo, como las acciones y bonos de empresas que se transan poco en la Bolsa o bienes raíces difíciles de vender debido a factores como su ubicación o cercanía a medios de transporte.

También es un riesgo característico de las compañías que adquieren maquinaria que por su especificidad es difícil de vender. En estos casos el precio del activo es castigado, y no conviene que la empresa los adquiera si puede necesitar venderlos próximamente.

Una buena estrategia en estos casos consiste en externalizar el uso de activos de dudosa liquidez, o buscar los indicadores de mercado que revelen esta variable (es más fácil en activos financieros que en los físicos, como la "presencia bursátil").

Potencialmente, el riesgo de liquidez puede extenderse hasta los activos más apetecidos. Por ejemplo, tratar de vender un auto en plena guerra civil. Ante tales imponderables, una buena estrategia consiste en hacer provisiones.

Pero mientras en algunos casos se debe intentar prever la dificultad que tendrá vender los activos que se pretende adquirir, cuando lo que se anhela comprar es deuda (como los bonos) existe el riesgo de que los deudores no paguen. Este es el riesgo de crédito.

Desde esta perspectiva, se debe estar atento a no desembolsar en los bonos de empresas y países cuya capacidad de pago pueda ser comprometedora. Para esto existen las empresas clasificadoras de riesgo, que tasan la capacidad de pago de los emisores.

El riesgo de crédito es propio de su rubro y se da cuando, por ejemplo, un activo de renta fija no paga lo que dice que va a pagar en la fecha anunciada. "Es muy problemático cuando los activos están calzando flujos de pasivos".


Desde la sombra


Entre los riesgos menos considerados cuando se quiere comprar un bien o servicio -pero no por ello menos dañinos-, se pueden considerar los operacionales y los legales.

Los riesgos operacionales se relacionan con la posibilidad de que las actividades propias del activo adquirido no sigan su curso normal, como que se eche a perder la máquina recién adquirida o que la gestión de un gerente nuevo genere costos para la compañía.

Es bueno que las compañías consideren los seguros que pueden protegerla ante estas contingencias. De todas formas, es casi imposible (y, de ser posible, costosísimo) que las empresas cubran todas los riesgos operacionales, por lo que los expertos sugieren concentrarse en los más relevantes. 

Finalmente, los riesgos legales proceden de la posibilidad de que cuando se adquiera un activo, la contraparte no cumpla con el contrato.

Ni siquiera los países están libres de irrespetar los acuerdos legales. Para remediar esta amenaza es bueno saber quién se tiene al frente y contar con la asesoría legal adecuada. Pero el mejor disuasivo para estos casos es que el contrato encarezca el incumplimiento de la contraparte, obligándola, por ejemplo, a pagar indemnizaciones en caso de violar los términos acordados.

Los cinco riesgos mencionados deben ser analizados desde la empresa usando una óptica multidimensional, de tal manera de no sobredimensionar la preponderancia de una variable sobre otra, o desconocer la existencia de las amenazas. Una reacción a posteriori, cuando ya se tiene los pies en el fango, puede ser muy tarde.


¿Irá a llover?


Aunque no es un riesgo tan común, las variables climáticas como la lluvia o la nieve constituyen un riesgo de mercado que incide sobre los activos que compran algunas compañías. Por ejemplo, una tienda que vende productos para esquiar corre el riesgo de una mala temporada cuando adquiere bienes.

Por ejemplo, cuando una compañia vendedora de gas compra gas, debe proyectar la demanda; pero si llueve, será mayor porque se usará más la calefacción. Aunque esta variable no tiene mucha relevancia para la empresa, en la práctica es difícil diversificar los riesgos cuando variables como el clima están de por medio.

Riesgos que Emergen Cuando se Abre la Billetera Empresarial Riesgos que Emergen Cuando se Abre la Billetera Empresarial Escrito por Erick Solorzano en 15:00 Puntuación: 5

No hay comentarios:

Gracias por tu comentario, deja tu nombre y país y con gusto responderé lo antes posible.

loading...
Con la tecnología de Blogger.