Cuidando y Mejorando Nuestras Finanzas Personales

Es posible que una persona común y corriente se gaste unos $200 o $400 dolares mensuales entre cigarrillos, alcohol y juegos de azar. Si redireccionara una parte de esos gastos, podría optimizar sus finanzas personales

Lo invitamos a hacer un breve - pero revelador- autoexamen: ¿cuánto gasta mensualmente en sus "placeres culpables"? En efecto, hablamos de esos gustillos que todos nos damos y que sentimos que le dan sabor a la vida. Fumar, comer golosinas, beber vino, cerveza o bebidas, o apostar en juegos de azar - quién no sueña con ser millonario- son sólo algunos de esos consumos confesables que nos ocupan parte del presupuesto mensual.



Si el ser humano se deja seducir por ellos es porque detrás hay necesidades que deben ser satisfechas. Estos consumos llenan una ansiedad, se hagan esporádica o habitualmente. "Por ejemplo, cuando las personas compran juegos de azar piensan "si me gano ese dinero qué cosas puedo hacer", tienen la necesidad de imaginar que cumplen sus sueños".

El consumo permanente de ciertos productos no necesariamente es un vicio; lo será cuando se trate de algo compulsivo. De todas formas, si usted es adicto a varios "placeres culpables", por pequeños que sean los montos al sumarlos todos pueden significar una cantidad interesante.

"Andrés" (25 años) es un joven profesional que trabaja en forma independiente. El sabe bien el impacto que su "vicio" provoca en su billetera. "El sábado yo no me gasto menos de $100 dolares", señala. ¿Cómo lo desglosamos? "La movida parte a eso de las 10 de la noche en un pub, como para empezar a calentar motores. Ahí ya se gastan unos $50. Tipo medianoche se parte a la disco, donde la entrada cuesta del orden de $25, que por lo general incluye un trago. Pero es más que seguro que habrá que pedir un trago adicional, que puede ser un Ron Cola, Tequila Margarita o Caipirinha, cuyo valor puede ir desde $15 hasta $25 o más". Y si aún hay cuerda, la madrugada termina en un happy hour. "La verdad no me doy cuenta cómo se me va la plata".


¿Cómo gastar bien?


Ojo, satisfacer sus deseos no necesariamente es plata botada; al fin y al cabo ese gasto - se supone- le está produciendo alguna satisfacción, y es humano querer darse gustos. Pero con un poco de disciplina financiera y algo de fuerza de voluntad puede reorientar parte de este consumo, de modo que junto con satisfacer sus "placeres culpables" a la vez mejore sus finanzas personales.

Un informe publicado por el National Irish Bank en Europa concluye que una persona que fuma 20 cigarrillos al día podría terminar de pagar su crédito hipotecario seis años antes si abandonara este hábito. Quizás usted no lo había visto así, pero lo cierto es que siempre hay un costo alternativo, es decir, qué otro uso se le podría haber dado al dinero.

Veámoslo de la siguiente manera. Imaginemos una persona que pide un crédito hipotecario por $100.000 dolares a 15 años con interés del 30%. Para ello necesitará una renta líquida aproximada de unos $2.000 dolares, y le saldrá unas cuotas a pagar de unos $722 dolares aproximadamente. Si esa persona gasta unos $400 dolares mensuales en sus "placeres culpables", implica que si redestinara esos fondos al pago de la cuota financiaría poco más del 50% de la deuda.

Para un joven no hay duda de que el consumo presente tiene un gran atractivo, pero quizás un pequeño esfuerzo de ahorro hoy puede ayudarle a tener una mejor vejez. 


Visión familiar


Hay otras experiencias que pueden ayudarle a entender mejor el problema. Carmen Rivera, coordinadora del programa de presupuesto familiar del Instituto Pastoral de la Familia, señala que en la labor de orientación a las familias han podido detectar que en algunos casos el gasto en "placeres culpables" puede llegar a constituir una proporción relevante en el presupuesto familiar.

"Vimos el caso de una persona cuyo sueño era comprar la casa propia cuando se sacara el premio, pero no había reparado que con lo que se gastaba semanalmente en juegos de azar, unos $10 dolares, al cabo de tres o cuatro años ya tendría financiada una parte importante del ahorro exigido para un subsidio habitacional. ¿Su motivación era la casa o era un pretexto para su vicio del juego?"


Déle sentido al ahorro


No hay duda: desde un punto de vista financiero puede ser una buena medida reorientar una parte de sus pequeños "vicios" para satisfacer otras necesidades. Ciertamente que para ello tendrá que poner una dosis de voluntad, lo que no siempre es fácil. Junto con ello, los expertos aconsejan que es clave que ese ahorro esté asociado a algún propósito; dicho de otro modo, el sacrificio de renunciar a parte de sus placeres culpables se sobrellevará mejor en la medida que tenga un objetivo concreto y que le proporcione satisfacción. "Tengo una amiga que lo ahorra todo para pagar el arriendo de su departamento y vivir independiente. Pero ya casi no sale con sus amigos y se ha puesto súper fome", cuenta Andrés. Por ello es clave buscar un equilibrio.


AHORRO


Cifras: Un joven puede gastarse $100 dolares al mes al mes en cerveza. Pero bastaría que ahorrara una parte de eso para mejorar su futura pensión.


¿Cuánto gastamos?


No sería extraño que una persona pueda llegar a gastar más de $400 mensuales en satisfacer sus placeres culpables. ¿No lo cree? Veamos un ejemplo:

a) 1 cajetilla diaria de cigarrillos: $180 ($6 cada cajetilla).
b) 1 cerveza diaria: $150 ($5 cada una).
c) Juegos azar ($25 semana): $100 al mes.
Total: $430 dolares al mes.

Sin duda, el tabaco es uno de los ítemes más fuertes a la hora de hacer una radiografía de nuestros gastos. 

En fin, esperamos que este articulo le sirva para pensar y tomar medidas en cuanto al manejo y salud de sus finanzas personales. Y con estos datos, le invitamos a que haga su propio perfil de gasto.


Cuidando y Mejorando Nuestras Finanzas Personales Cuidando y Mejorando Nuestras Finanzas Personales Escrito por Erick Solorzano en 17:48 Puntuación: 5

No hay comentarios:

Gracias por tu comentario, deja tu nombre y país y con gusto responderé lo antes posible.

loading...
Con la tecnología de Blogger.